A partir de los 2 años, los niños empiezan a desarrollar su imaginación y su lenguaje. Para ayudarles en esta etapa tan importante de su crecimiento los cuentos nos pueden servir de gran ayuda. De hecho los beneficios de leer cuentos durante esta etapa son más numerosos de lo que podemos imaginar. Entre ellos destacaría los siguientes:

  • Mejoran la atención
  • Aprenden a escuchar
  • Estimula los sentidos
  • Enseñan valores
  • Son positivo para su desarrollo emocional
  • Ayudan a desarrollar la memoria

A veces puede ser difícil encontrar un momento para leer, por eso el que recomendamos sería antes de ir a dormir, ya que se trata de una situación en la que los niños necesitan tranquilidad con su padre y con su madre. Leer un cuento crea vínculos de seguridad y tranquilidad que son fundamentales antes de irse a dormir.

A continuación os dejamos 5 libros que os pueden ayudar a crear una rutina de lectura con vuestros hijos.